"¡Quién sabe si todas estas cosas no son disparatadas! Pero mire usted, doctor: las cosas importantes dependen regularmente del hecho de tomarlas en serio." Robert Musil, El hombre sin atributos

jueves, marzo 27, 2008

Patterns.

No quiero hablar, escribir u oir todos los gritos alrededor del ausente debate de las retenciones al agro. Prefiero exiliarme por ahora en otros temas.

Pero no puedo evitar esto. Aunque descreo del uso de los ciclos bursátiles como explicativos del estado de una economía, y menos en los mercaditos ilíquidos como el nuestro, el Merval de hoy es sorprendentemente agudo y elocuente:

Parece el electrocardiograma de un infartado!

6 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Notable! Después de estudiar estos gráficos por años, la única conclusión que llegué es en pequeños intervalos se dan pequeños movimiento y en grandes, grandes.
Pero este gráfico contradice el principio... la incertidumbre debe ser mayor.

Quirón dijo...

...si el mercado tuviera corazón.

Quirón dijo...

...si el mercado tuviera corazón.

Anibal dijo...

Ulrich, un comment con respecto al post anterior, con el que estoy básicamente de acuerdo. Gustavo Arballo comenta que el PE vetó parcialmente la prohibición de sobreventa. OK, de acuerdo, pero entonces sí o sí debe haber un sistema de compensaciones e indemnizaciones. Cómo queda la cosa en este tema?

Yendo a la discusión principal, en la práctica, las empresas que sobrevenden y deben indemnizar a los pasajeros que no pueden volar, lo que hacen es ofrecerle a todos los pasajeros la posibilidad de no volar y de ser indemnizados. Por supuesto, habrá pasajeros que no pueden esperar al día siguiente. Pero con cierta probabilidad habrá otros para los que el incentivo económico será suficiente para aceptar posponer el vuelo. La proporción de pasajeros que podrían esperar seguro dependerá del tipo de vuelo (ej. mayoría turismo o trabajo), pero esto también es (o debería ser) tenido en cuenta por las compañías a la hora de decir el número de pasajes sobrevendidos. Por otro lado, la indemnización que las empresas deben pagar a los pasajeros que no pueden volar funciona como el mejor incentivo para que tengan las mejores estadísticas posibles y optimicen el llenado de sus aviones.

Anibal dijo...

Ahh, y si uno hace bien los cálculos, teniendo en cuenta las indemnizaciones, seguro que, para la empresa, el número óptimo de pasajes sobrevendidos da inferior al número promedio de sitios no ocupados, con lo cual siempre habrá algún asiento vacío en los aviones. Es decir, en el ejemplo de los 100 pasajeros que vos diste, si en promedio tengo 15 asientos vacíos y sobrevendo 15 pasajes, con determinada probabilidad se presentarán los pasajeros 101, 102, y 103 con lo que habrá que pagar tres indemnizaciones. Es posible que a la empresa le convenga sobrevender 14 pasajes en vez de 15, cediendo un pasaje vendido, pero minimizando la posibilidad de la triple indemnización. Pero buee, todo esto son divertimentos matemáticos.

Ulrich dijo...

Ulschmidt, yo también siento lo mismo! Pero usted es mayor que yo -presumo!-, y habrá estado atento en tiempos aun más tumultuosos. No tengo la menor idea de lo que habrá sido la bolsa en el período 1988/1991!

Quirón, si lo tuviera, no le duraría nada, como se puede ver!

Aníbal, se nota que usted sabe más estadística que yo! No puedo comentar mucho a lo que dijo, más que tomar nota. Todo indica que hay necesidad de un ajuste fino. Pero la data es profusa, y hay series larguísimas, no? Quiero suponer que estos números se han registrado desde hace mucho tiempo, no desde hace cinco años nada más.

Pero con el veto parcial de la ley este tema ya no es tan crítico. Igual, va a haber problemitas...